Descripción de la actividad

Las raquetas de nieve son un método de caminar sobre el medio invernal tan antiguo como los primeros pobladores de estas tierras. Básicamente consiste en colocarse en los pies unos aros con un entramado central sobre el que nos apoyamos. Esto permite que, al abarcar una mayor superficie de nieve, nuestro cuerpo no se hunda en la misma.
Actualmente, las raquetas de madera y piel se han sustituido por materiales sintéticos, más ligeros y de mayor resistencia. Su especial diseño aumenta la separación entre las piernas, lo que hace que caminar con ellas precise un corto periodo de adaptación. Con cuatro pequeños consejos evitaremos tropezones inoportunos y agujetas posteriores en los músculos de nuestras piernas, que no sabíamos ni que existían.

Gracias a que con ellas podemos andar sobre la nieve con relativa facilidad, las raquetas nos permiten dar paseos a pie en invierno por espacios que de otro modo nos estarían vetados.

Dónde practicarlo

Las raquetas de nieve no están pensadas para salvar desniveles ni para andar por suelos duros. Por ello las raquetas no son el medio adecuado para realizar ascensiones de alta montaña, ni recorridos que precisen cambios abundantes de suelo.

Los itinerarios para pasear con las raquetas serán relativamente llanos, siempre nevados y fáciles de recorrer. Bosques nevados, profundos valles, caminos o pistas forestales, serán los espacios perfectos para darse un paseo con estas herramientas en los pies que nos permitirán acercarnos a la magia de una naturaleza especialmente hermosa y silenciosa.

Recomendaciones

Las raquetas de nieve no revisten ningún peligro particular, ya que se trata tan sólo de caminar. Las únicas recomendaciones, son las precisas a cualquier actividad que se desarrolle en invierno en la montaña. No salir jamás solo, conocer bien la ruta que se va a seguir y el horario más adecuado.

Por último, debemos recordar que las especiales condiciones climatológicas de la montaña en invierno hacen necesario siempre que se sale a algún sitio, prever la posibilidad de cambios bruscos de tiempo y de frío o viento intenso.

Para disfrutar en la nieve no es necesario esquiar o hacer snow, un trineo puede ser tan emocionante y divertido como cualquier deporte de nieve. No es necesario tener experiencia, simplemente es indispensable un trineo y ganas de divertirse y pasarlo bien. Aquí te ofrecemos una gran selección de los trineos existentes en el mercado, tanto para niños como para mayores, que la diversión no tiene edad.